Ultimas Noticias

Queridos Reyes Magos

Queridos Reyes Magos,

 Hace unos 30 años que no os escribía. Os aseguro que he intentado ser buena y portarme bien todo este tiempo. Perdonad mi ausencia durante estos años pero me hacías tanta ilusión de niña,  que el mismo día que me contaron que nunca vendríais más, deje de creer en muchas cosas. Me olvidé de la importancia de los regalos especiales, imprevistos, sorprendentes y hechos sólo para mí. Sin embargo querido Melchor, siempre fuiste mi favorito, este año he decidido y después de demasiados años dejándome llevar, que quiero soñar, quiero entusiasmarme y creer que sí hay un regalo especial para mi. ¿Quién decide la edad para dejar de soñar? Muchos lo hacen y otros se contagian pero no seré yo. Me he dado cuenta que la vida sin ilusión o sin color, no me gusta.

Por si Baltasar y Gaspar tienen dudas sobre mi fe y como seguro que me han estado observando estos años, diles que prometo disfrutar la Navidad desde su lado más amable y fantasioso. Aunque haya personas, lugares o cosas que ya no están, sé que esa ilusión que voy a recuperar, me traerá suerte para años venideros.

 Este año me gustaría que me sorprendierais cómo lo hacíais antes. Os pido que sea algo que esté hecho con mimo, detalle y de elaborado de manera artesanal.  Llevo años recibiendo cosas que se estropean, que sé compran o elijen fácil y por eso después tenemos todos lo mismo.  Este año no quiero eso.  Quiero algo  bonito, hecho con cariño y dedicado sólo a mi.

 Como sé que en estas fechas tenéis mucho trabajo, os doy una idea.  Estos días se ha colado en mis sueños una imagen. Por si os orienta y ayuda a encontrarla, os he dibujado esa visión al final de esta carta. Es una gran caja hexagonal elegante, de color negro y con un gran lazo dorado. Se nota que está hecha para personas y no sólo para clientas. Tiene algo de cercano a la vez que exclusiva.  ¿Lo de dentro? No sé como es pero con ese envoltorio seguro que es algo único, atemporal y diferente. Si me la traéis, prometo dedicarle un rato largo para abrirla como hice la ultima vez que vinisteis con aquella bicicleta rosa. De eso ya hace 31 años.

 Gracias,

 Pd: Todo ha cambiado bastante pero mi dirección sigue siendo la misma. Os dejaré, a diferencia de antaño con el turrón, un buen champan.  Y ánimo con el reparto de los regalos y la recuperación de algún que otra ilusión perdida.

 MAGALIE