Skip to main content

“El origen físico y cuna de mi marca, y por supuesto de mi dualidad, está en el Km. 194 de la carretera entre Marbella y Fuengirola: el Puerto Cabopino, en Marbella. Mi padre, el arquitecto que se formó en Barcelona, implementó sus conocimientos más técnicos y matematicos sin poder evitar impregnarse de las esencias, colores y aromas del sur. Comenzó su diseño y construcción en 1976 y en esas mismas fechas, mientras él se manejaba entre planos, estaba ella, mi madre y musa de su sueño arquitectónico, en espera de mi llegada, de MAGALIE. Puerto Cabopino lo finalizó en mayo de 1979, dias antes de nacer yo.

Puerto Cabopino es en sí mismo una dualidad; la personificación de la simetría con el espíritu andaluz, la exclusividad sin pretensión, la belleza con practicidad, el puerto con sus plazas… Un rincón de dualidades. Es mi origen. Es mi casa. Es mi yo y el origen de MAGALIE.

Inspirada en mi origen, he querido capturar con mi creación el detalle por el buen hacer, la artesanía, España, Andalucía y todo un mundo con el que aspiro enamorar a cada clienta.”

Magalie